ç Absentismo y convivencia: líneas base para la reflexión [Artículo] - [Concejo Educativo de Castilla y León]
  PORTADA      > Mapa Concejo Educativo de Castilla y León     
Parar la aplicación de la LOMCE en 2016-2017. Manifiesto público.

[ÚLTIMOS]  25 abril 2017 => ¿Y el negocio privado en educación y sanidad en Madrid?       9 mayo 2017 => El bilingüismo a debate: el programa bilingüe ¿es para aprender inglés?     




Seguir este sitio
Absentismo y convivencia: líneas base para la reflexión

Publicado por Concejo | 1 de diciembre de 2005

El absentismo es el primer tema que, relacionado con la convivencia, lanzamos a debate en base a un texto muy corto y simplificado que espera ser enriquecido con nuevas aportaciones, desde esta misma página. En él sólo se recogen referencias a dos apartados: encuadre actual del tema y líneas de intervención posibles.

I.- Apuntes sobre la situación actual en CyL

Legislación: Existe desde este curso una normativa específica en CyL que obligará a cada centro a tener una comisión de absentismo, conectada con una comisión y un plan provincial. Aunque menciona otras posibilidades parece que afectará casi exclusivamente al control de faltas.

Inercias negativas existentes en la actualidad:
-  Separar al alumnado
-  Considerar inevitable el absentismo para un sector de población
-  No cuestionar el sistema, lo que existe, potenciando actuaciones “a su alrededor”
-  Separar la actuación respecto a las faltas de las referidas a una buena escolarización (potenciando como consecuencia el efecto”guardería”)

II.-Líneas y ejemplificaciones

Algunas líneas sobre las que sería posible reflexionar para avanzar en este tema podrían ser:

II.1.- Actividades diferentes ligadas al control de faltas

-   Plantear actuaciones globales y no aisladas del proyecto educativo del centro que debe implicar a la comunidad educativa. Debería atenderse, por tanto la actividad del centro a la vez que el control de faltas, creando condicionamientos entre ambos.
-   Hacer interesante la actividad del centro (junto al resto del alumnado en lo posible)
-   Planificar actividades que fomenten la participación efectiva de todo el alumnado , al ofrecer posibilidades de realizar tareas diferenciadas dentro de la misma para perfiles diversos de alumnado Una ejemplificación de los dos puntos anteriores (junto con otras) podría ser la realización de proyectos de trabajo,”a plazo fijo” ajustados a su interés y el del resto de alumnado (por Ej. dar alimentación en base a comidas propuesta desde las casas del alumnado

II.2.- Integrar en la dinámica del aula

-   Integrar de forma efectiva en la dinámica del aula . Hasta en aspectos como “hacer exámenes” a la vez que el resto (adaptados para lograr su éxito aunque este sea parcial). De igual forma tratar de desarrollar estrategias para poner de manifiesto que su presencia en el aula es importante para todos/as. También en este apartado se podría incluir la importancia de planificar al principio el apoyo desde el aula y no a partir de algo que sea ajeno a ésta (equipo de compensatoria, departamentos en ESO, etc.).
-   Buscar opciones que supongan un refuerzo positivo.
-   Creer en sus posibilidades. Como ejemplo de estos dos últimos apartados podríamos hablar de la evaluación de su progreso como forma de mostrarle su avance (sin taparles la realidad en que se mueven).
-   Actuar en base a metas alcanzables y ajustadas a la edad. Esto repercutiría en, por ejemplo, planificar los apoyos en base a los proyectos que supongan integración en el aula y no tanto desde las áreas instrumentales. En otro sentido sería importante adecuar el aprendizaje a los intereses y perfil propios de la edad, junto al nivel de partida, evitando infantilizar los aprendizajes, los formatos, etc.

II.3.- Actuaciones hacia “la persona”.

-   Personalizar y no “estigmatizar” . Esto nos lleva, por ejemplo, a planificar actuaciones en función de necesidades y no a priori, según el colectivo de procedencia del alumnado. En este sentido, también se trataría de no ridiculizar su actitud absentista, ni ante él o ella, ni por supuesto ante el resto del alumnado
-   Buscar la propia implicación y de las familias . Para este y otros muchos aspectos sería necesario basarse en la negociación y el contrato para su plan de trabajo, control de faltas, etc.
-   Enfrentar situaciones de forma preventiva . Este enfoque supone, por ejemplo, marcar pautas de actuación-enganche cuando no existe un absentismo exagerado. También exige, como en otros casos, coordinar las intervenciones: profesorado titular, apoyos, departamento de orientación o equipos...
-   Acercamiento específico e integrador con las familias . Ello puede traducirse en, por ejemplo, planificar con familias de alumnado absentitas, reuniones previas a la general para asegurar su asistencia. Implicar a familias en proyectos de aula de su interés.
-   Trabajo como centro y no sólo desde el aula . Dentro de las muchas posibilidades se podría pensar en:
— Crear una estructura de intervención educativo-social entre el aula y la casa.
— Cuidar la entrada en clase tras las ausencias o si llegan por primera vez al centro-acogida.
-   Cuidar de forma especial el que las personas de apoyo estén sensibilizadas con los colectivos que son más proclives al absentismo: personas inmigrantes, gitanas...



Comentarios

  • > Absentismo y convivencia : líneas base para la reflexión
    21 de diciembre de 2005, Publicado por Eva

    Hola: he leido el árticulo y estoy de acuerdo con él. Creo que no solo se debe tener en cuenta tanto en las aulas como en los centro sino que hay que intentar prevenirlo. Uno de los puntos claves donde podemos trabajar es la familia, ya que en la mayoria de los casos no se valora a la escuela como algo que nos va a permitir aumentar nuestra calidad de vida. por otro lado el centro educativo debe conocer a los alumnos y sus intereses e intentar desde aquí motivarles para que no avandonen la escula.

    Aportación para “Creando Red en CyL”*

  • > Absentismo y convivencia : líneas base para la reflexión
    2 de diciembre de 2005, Publicado por laura
    Hola En una tesis de la UB sobre el absentismo leí varias cosas que quizá os interesen. La primera: no existen baremos claros y oficiales que computen el absentismo y el abandono escolar (porque cada centro tiene criterios diferentes, porque en las estadísticas de las comunidades no figuran desglosadas estas partidas, porque no interesa "quedar mal" diciendo que los alumnos no vienen, porque muchas veces los IES favorecen que determinados alumnos no vengan y no denuncian....) La segunda: hay que distinguir entre tipos de absentismo: ¿se produce siempre? ¿en algunas áreas? ¿es un conjunto de campanas o abandono escolar? ¿cómo es ese alumno? ¿dura mucho el absentismo a lo largo del curso? ¿hay factores internos que lo refuercen? La tercera: las medidas actuales para luchar contra el absentismo son emasiado burocráticas
    • > Absentismo y convivencia : líneas base para la reflexión
      8 de diciembre de 2005, Publicado por A.G.
      Hola, yo estoy completamente de acuerdo. Lo primero que deben hacer todos los centros es un estudio exhaustivo para poder determinar las características del absentismo, y en base a eso, realizar acciones correctivas o preventivas. Debería ser una sistemática coherente que compartan todos los centros, con unos estandares para los aspectos más básicos, para poder establecer unas bases de comparación, y con otros aspectos que reflejen las particularidades de cada centro, y que deberían ser evaluables de forma particular. Esto, obviamente, es algo que requiere de muchos recursos, tanto humanos como económicos.






Mapa del sitio Concejo Educativo de Castilla y León
Movimiento de Renovación Pedagógica
www.concejoeducativo.org
Ir arriba

Este sitio puede funcionar colaborativamente gracias al programa libre SPIP www.spip.net