PORTADA      > Mapa Concejo Educativo de Castilla y León     
Parar la aplicación de la LOMCE en 2016-2017. Manifiesto público.

[ÚLTIMOS]  25 mayo 2017 => Educación financiera ¿"religión empresarial" o educación ciudadana?       23 mayo 2017 => Luchar por el medio rural desde la educación     




Seguir este sitio
Artículo en la Sección Aprendizajes: qué y cómo
Ir creando una escuela sin religión

Marcelino Flórez Miguel

Publicado por Marcelino Flórez Miguel | 21 de enero de 2006

Por qué la religión no debe enseñarse en la escuela: razones.

Otra vez está de actualidad el asunto de la religión en la escuela. Realmente no es la razón principal por la que los obispos han movilizado a sus feligreses, que esa razón es mucho más prosaica, pero es una de las razones y, desde luego, la principal excusa esgrimida para convencer a los fieles. Bien, pues yo tengo mil razones para que la religión no se enseñe en la escuela.

La primera es una razón pedagógica, de pedagogía social. Considero que la presencia de la religión en la escuela, su enseñanza y sus símbolos, constituye un obstáculo para construir solidaridad en la multiculturalidad. Y no se trata sólo de favorecer las buenas relaciones entre la diversidad étnica ahora existente, sino de garantizar la diferencia cultural existente dentro de cada una de las etnias distintas. Especialmente pienso en las personas que no tienen religión, que no creen en ningún Dios. Ni se me ocurre pensar que esas personas deberían organizar una clase de ateísmo, paralela a la de las otras religiones, pero sí es exigible que los ateos, los agnósticos y los creyentes que optan por vivir en la privacidad sus creencias, para favorecer la convivencia social o por cualquier otra razón, sean respetados en la escuela. Los símbolos religiosos y la clase de religión son un ataque ideológico para estas personas y, por lo tanto, un obstáculo para la buena convivencia escolar.

Visto desde otro lado, la religión en la escuela provoca insolidaridad, agresividad social, falta de cohesión ciudadana. Y esto no sólo porque al agrupar a los niños y a las niñas por sus creencias se les impide convivir y conocerse, de donde nace el afecto y la solidaridad, sino porque las religiones siempre y necesariamente se consideran las únicas verdaderas y consideran a las otras falsas y, en consecuencia, eliminables. Por eso, los niños y niñas educados aisladamente en una religión concreta son convertidos en enemigos de los niños y niñas de las otras religiones o de ninguna religión. Se ataca así a un derecho esencial de los niños, a los que corrompen su inmaculada y solidaria conciencia por decisión de los mayores.

Si esto es grave desde el punto de vista de los derechos individuales, es mucho peor desde el punto de vista social, porque esa educación sectaria avoca necesariamente a considerar enemigos a los miembros de otras religiones. Para que esto no fuese así, todas las religiones tendrían que unificarse en una sola (lo que tampoco habría de ser tan difícil, si creyesen lo que afirman sobre la existencia de un solo Dios), aunque entonces tampoco se resolvería el conflicto, porque pervivirían los ateos y ahí sí que la contradicción es irresoluble. Educar a los creyentes por un lado y a los ateos por otro les convertiría en enemigos irreconciliables, por el desconocimiento mutuo aunque sólo fuera. Todo esto no lo digo de memoria: me limito a rememorar aquello que me enseñaron de pequeño y a lo que he tenido que sobreponerme con no poco esfuerzo a lo largo de los años. Además, me lo enseña la historia y me lo confirma cada día la realidad en Yugoslavia, en Irak, en Palestina.

Tengo también razones teológicas para oponerme a la enseñanza de las religiones en la escuela, las he deducido de la lectura de los textos del Concilio Vaticano II sobre la autonomía humana, pero, sobre todo, las deduzco de la lectura del Evangelio por más vueltas que le doy buscando otra cosa. No obstante, dejaré esas razones para otra ocasión.

Renuncio, en consecuencia, a tratar de convencer a los que dicen ser creyentes, porque es una tarea imposible por definición; y recurro a las razones personales que me asisten para defenderme de la imposición de la religión (y de los símbolos religiosos) en la escuela. Acepto que cada uno estudie la religión que desee, también en la escuela, y que rece al Dios que desee, incluso en la escuela, pero no permito que quieran hacerme a mí rezar a otro Dios o estudiar otra religión, porque yo no quiero estudiar ninguna. Supongamos que asiste un derecho a las personas a recibir enseñanza escolar de su religión. Aceptémoslo, aunque no les asista el derecho, para evitar acentuar el conflicto. Pero eso no puede suponer la conculcación de mi derecho a no estudiar religión, como si me obligasen a ir a los toros los domingos por la tarde si renunciase a ir al fútbol. No puede haber alternativa a la religión, porque eso es obligarme a hacer lo que no quiero.

Ni puede haber alternativa, ni la religión puede decidir el currículo escolar en ninguna de sus partes. No se puede hacer renunciar a niños y niñas inocentes a dejar de aprender arte, lengua o matemáticas o cualquier saber escolar democráticamente decidido por que unos padres deseen que estudie religión. Que la estudie, pero fuera del currículo, porque la decisión de uno no puede decidir el currículo de los demás, ni la decisión de un padre puede decidir los estudios de los niños y niñas de España.

El estudio de la religión no es una opción de consenso, ni lo puede ser, porque la distancia entre creer y no creer es absoluta. Se trata de una contradicción irresoluble y, como no sería bueno que se enseñase ateísmo a los niños creyentes, tampoco se puede enseñar ninguna religión concreta o una amalgama de todas las existentes a los niños y niñas no creyentes. La mera propuesta de esa alternativa es ya un delito, pues obliga directa o indirectamente a confesar la creencia. Por lo tanto, si la religión no puede quedar fuera de la escuela, como sería lo lógico y lo deseable, es imprescindible que quede fuera del currículo por el respeto a los Derechos Humanos. Así de simple. Y esto no lo digo yo, lo dice el Tribunal Constitucional.



Comentarios

  • > Ir creando una escuela sin religión
    25 de octubre de 2008, Publicado por AXEL

    La identificación con una religión es transmitida de manera tradicional (de generación en generación) de acuerdo al espacio geográfico, tiempo o familia en la cual se nace, es casi imposible renunciar a esta herencia durante los primeros años de vida, sin embargo cuando uno se va haciendo consciente de este "compromiso" tiene la libertad (aunque a veces sea sólo de pensamiento) de elegir quedarse o renunciar a ella. La religión es cultural, es decir se aprende durante nuestra estadía en este mundo de manera sistemática o asistemática.

    El ser humano antes de ser religioso es un ser espiritual, por ello habita en su mente y en su corazón esa búsqueda inagotable de la "verdad", esta búsqueda, inconsciente o consciente hace que reflexione sobre la existencia de un ser superior creador y organizador de todo lo existente para el entendimiento humano, el creer o no creer, en este creador, debiera ser una elección personal y no impuesta por ninguna religión. Se puede renunciar a cualquier religión pero no a la espiritualidad; es un elemento inseparable de la naturaleza humana.

    Enseñar o no enseñar religión; no se puede impedir a instituciones identificadas con alguna religión transmitir sus "principios" a sus participantes, si no hay otra alternativa de acuerdo al credo particular de cada uno en el medio en el cual interactúa entonces quizá sólo se tenga que poner de manifiesto la tolerancia y respeto (principios universales) por el otro. Para la realidad nada es bueno y nada es malo quién le asigna una u otra etiqueta es cada individuo de acuerdo a las experiencias, educación y contexto en el cual se halle.

    • > Ir creando una escuela sin religión
      6 de febrero de 2009, Publicado por Una persona indignada
      En España actualmente los niños y niñas dan clase de religión “católica” la mayoría porqué está muy bien visto que mi niño y niña haga la comunión, que tenga el mejor vestido o traje, muchos regalos y que nos gastemos un pastón cuanto más mejor en un banquete como si fuera una boda, los niños sólo aprecian eso, el tener más y más. Los padres sólo aprecian el aparentar ante los demás amigos, familia, etc. Puro y duro folclore, como la semana santa, la navidad, romerías, y demás eventos religiosos que solo sirven para el consumismo más despiadado. Y luego todos esos cuando vuelven un poco la cara derrochan insolidaridad, mala educación, desvergüenza, envidia, rencor, vanidad,.... Si los maestros y maestras los citan por algún mal comportamiento de sus vástagos defienden a sus niños y niñas porque han sido unos individuos con un par de...: __niño si a ti alguien se mete contigo le pegas una hostia... que a ti no te vayan a avasallar. _niño no llores, tienes que ser un machote. _niño a las niñas se le toca el culo...ja,ja,ja. _!mi niño/a es un santo el/ella no ha hecho ná....Eso es el maestro que le tiene manía y que es un hijo ....¡ Y demás monstruosidades que últimamente invaden nuestra vida diaria. La religión debe enseñarse fuera, en las iglesias, sinagogas, mezquitas, etc..., y sobre todo debería enseñarse en el hogar, los padres son los responsables de la educación de sus hijos y deben ser consecuentes con lo que enseñan. Está demostrado que pasada la época de la comunión disminuye el número de personas que asiste a misa y cumple con lo que se supone que debe cumplir un católico. No quiero que mi dinero sirva para que educación pague a maestros de religión que nombra la curia, que page la curia a sus maestros, escuela laica.
  • > Ir creando una escuela sin religión
    19 de octubre de 2008, Publicado por mariita
    La eligion no crea ninguna enemistad ni hace enemigos entre niñoz de una religión con otra...Al reves y en verdad hace respetar las demás religiones vives muy confundido
  • > Ir creando una escuela sin religión
    25 de octubre de 2006, Publicado por ISA
    Pienso que es un análisis poco profundo. No se puede negar que si existe un derecho a no recibir formación religiosa o de religiones, también lo existe para recibirla. Si defiende una opción debe defender la otra obligatoriamente para que el derecho que dice defender pueda ser tal. No es cierto que la formación religiosa sea causa de insolidaridad con otros ni de rechazo, es más, si está formación es correcta será todo lo contrario, razón para la aceptación y la solidaridad con los otros. Una solidaridad real, la que nos muestra ese símbolo religioso, una solidaridad que lleva hasta a entregar la vida por otros. Esa capacidad de amor a todo ser humano sin importar raza ni condición ¿ en qué otra asignatura piensa que se podría enseñar esto? Como ya decía Unamuno:"La presencia del Crucifijo en las escuelas no ofende ningún sentimiento ni aún al de los racionalistas y ateos; y el quitarlo ofende al sentimiento popular hasta el de los que carecen de creencias confesionales". También Tierno Galván en cierta ocasión dijo: "Dejen el crucifijo donde está. Es un símbolo de paz". Pienso que las opiniones de estas ’grandes personas merecen un respeto y plantean, sin duda que en este tema no valen tópicos ni planteamientos superficiales.
    • > Ir creando una escuela sin religión
      3 de noviembre de 2006, Publicado por tedyharbur
      Mi nombre es Tedy y soy de Uruguay y quiero hacer la siguiente puntuacion a tu comentario. Soy judio quiera o no, lo soy, mi pueblo asi lo ha protagonizado a lo largo de centenares de años, no soy religioso, es mas, creo que soy ateo, y creo que uno de los principios basicos que todo ser humano debe de tener es la no diferenciación, o por lo menos evitarla en lo maxima expresion. Yo no elegí ser judío naci tal cual como soy blanco o de piel negra no lo puedo evitar yo, no elegi eso, ahora si aprendí que los niños son muy crueles, muy despiadados. Hoy tengo 51 años me eduque en un colegio publico en mi hermoso Montevideo, Uruguay y recuerdo que me echaban la culpa que los judios matamos a Cristo hace casi 2000 años atras y yo era tan culpable como mis antepasados que si lo hicieron o no ya no los podrian castigar. Eso aprendieron en la iglesia, eso era lo que en parte se enseñaba, y eso me agraviaba y mucho, me golpearon no pocas veces, y yo no entendia que tenia que ver con un Sr. llamado Jesus porque creo que no se debe enseñar religiones a niños que no podran entender nada sobre eso. Es como intentar enseñar fisica o quimica a los 6 años no lo entenderian, y la religion es muy peligrosa y no importa cual sea ya que ella ha traido muchas guerras, hoy vemos en el mundo con posturas radicales en determinadas religiones ya que las religiones son radicales y entiendo que los niños tendrian que tener acceso a ellas luego de determinada edad y de haberse leido mucha historia y filosofia para porder comprender que significa lo que estan estudiando y de a poco quizas creyendo
      • > Ir creando una escuela sin religión
        4 de noviembre de 2006, Publicado por El autor del artículo

        Estamos de acuerdo, amigo Tedy, pero tu testimonio es incontestable y, lamentablemente, cada día repetido.

        Sólo aclarar un aspecto: enseñar o no religión en la escuela no es un problema de creencias, sino de intereses ideológicos, de posiciones pedagógicas y de opciones a favor o en contra de los Derechos Humanos.

        El que no lo ve es porque no quiere. Tú lo has visto y lo has padecido.

        Un saludo solidario, Marcelino

      • Me gustaría saber para educar
        13 de diciembre de 2006, Publicado por Sandra

        Estoy totalmente de acuerdo con el artículo del señor Marcelino y me parece excelente.

        Es más, con su permiso, me gustaría ponerlo en la web de Estudio Ateo, para que sirva de referencia.

        Al margen de ello y de la neutralidad del colegio en materia de religión, cosa que, a éstas alturas de democracia, debería estar más que claro, me gustaría saber el título de libros o textos sueltos donde se pueda educar a un niño en los principios de los Derechos Humanos y del comportamiento cívico para hacer referencia a ello y también para contrarrestar de alguna manera, el efecto pernicioso de los dogmas.

        Lo digo porque muchas madres nos encontramos con el problema de un vacío, o una sensación de vacío, para educar a nuestros hijos en dichos valores humanos al margen de los dogmas y porque hay una desinformación total en ese sentido.

        Os puedo contar ejemplos imnumerables en el que muchos niños quedan "aparcados" en los pasillos de colegios como única alternativa ante los dogmas, ante las clases de religión y esto es un problema que hay que resolver.

        Sin más, un cordial saludo.

        Sandra.

        • > Me gustaría saber para educar
          14 de diciembre de 2006
          Estimada amiga Sandra: Tiene usted permiso para utilizar el escrito como desee y le agradezco la solicitud. Sólo le advertiría una cosa: el artículo es poco ateo, como también es poco creyente. Ahora bien, si sirve para la reflexión, estupendo. Un saludo, Marcelino
    • > Ir creando una escuela sin religión
      4 de noviembre de 2006, Publicado por El autor del artículo

      Sólo una breve nota para responder a la pregunta que dice "¿en qué otra asignatura piensa que se podría enseñar esto?"

      Norberto Bobbio nos enseñó hace muchos años que sólo hay unos valores universales, aquellos que subyacen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos: la solidaridad, la fraternidad, la cooperación, la no violencia.

      ¿Sabe usted en qué asignatura se podría enseñar eso? Precisamente en aquella que las Iglesias están denodadamente luchando para que no exista. Tiene gracia la cosa.

      Un saludo, Marcelino

      • > Ir creando una escuela sin religión
        21 de mayo de 2007, Publicado por Juan Manuel
        Como veo que este tema es de gran interés y ha suscitado la preocupación de muchos, particularmente desde Noviembre de 2006, haré este aporte a fin de que no desaparezcan sitios tan pluralistas como este. Saludos.






Mapa del sitio Concejo Educativo de Castilla y León
Movimiento de Renovación Pedagógica
www.concejoeducativo.org
Ir arriba

Este sitio puede funcionar colaborativamente gracias al programa libre SPIP www.spip.net