PORTADA      > Mapa Concejo Educativo de Castilla y León     
Parar la aplicación de la LOMCE en 2016-2017. Manifiesto público.

[ÚLTIMOS]  25 mayo 2017 => Educación financiera ¿"religión empresarial" o educación ciudadana?       23 mayo 2017 => Luchar por el medio rural desde la educación     




Seguir este sitio
Breve en la Sección Sociedad y acción crítica
Lo que dan a entender los medios de comunicación

4 de febrero de 2006

(Tribulaciones de un padre a punto de escoger Instituto para su hija)

29 de enero, como cada domingo después de leer el periódico, hojeo el suplemento “Domingo” del País. En su portada aparece: «más rebeldes, más activos Así son los chicos en el instituto» El tema va de institutos públicos, me interesa, mi hija está a punto de iniciar la ESO.

Miro los párrafos destacados, el encabezamiento y “los santos” (que decía mi abuela). Catastrófico ¡qué dice este periódico! ¿Pero el País no era quien defendía un punto de visto progresista? Bajo una “aséptica foto” se lee en el encabezamiento: «el 72% de los profesores de instituto corre el peligro de caer en la depresión por miedo a sus alumnos,» ¿sólo en los públicos?.

Me doy un paseo por las fotos y veo que hacen referencia a: «Un guardia vigila el patio del colegio Antonio Machado, en La Línea de la Concepción», «concentración de alumnos y profesores en un instituto en Sevilla, 2005, en contra de la violencia en las aulas» (sólo en la versión en papel), «los profesores temen sobre todo a determinados alumnos díscolos que revientan las clases» (sólo en edición en papel). ¡Dios santo! ¡dónde voy a meter a mi hija!.

Comienzo a leerlo y el primer párrafo recoge: «la profesora de música empezó así "Claudio Monteverdi perteneció al barroco y al renacimiento". Ya no consiguió decir más. Los 26 alumnos de primero de la ESO (de 12 años) se pusieron a hablar. Y a reírse. No callaron en 45 minutos. No sólo eso: varios repetidores (de hasta 14 años) se levantaron para bailar al estilo orangután al ritmo que marcaban sus compañeros con los tambores, las flautas, los timbales y hasta una batería que todos aporreaban sin permiso de nadie. El aula se volvió una locura interrumpida...»

¡Madre mía! No sé si continuar. ¿Me están diciendo que todos los institutos públicos son como una batalla campal?. Yo no llevo a mi hija allí ni pa-dios, mejor a un concertado aunque haya que pagar transporte, y no me guste ¡qué la vamos a hacer!

Estoy a punto de tirarlo medio cabreado, no sé si con quien lo escribe o con el mundo en general, que no me deja disfrutar de la educación pública que quería para ella. Le echo moral en un último intento por reconciliarme con el suplemento y por si estoy malinterpretando.

Me encuentro otras dos joyas que llaman mi atención:

«...se pone enfermo el profesor de sociales y su veintena de alumnos vagabundean por los pasillos como un rebaño sin pastor ni perro guardián»... ¿Pero eso pasa siempre?, pienso. Cuando he hablado con amigas y amigos de otros institutos, no dicen que los chavales anden por ahí montando número cuando falta su profe.

«La policía nos ha avisado de que el padre de un alumno conflictivo es bastante más peligroso que el hijo, y de que tengamos cuidado con él» Esto "mejora a cada paso".

Vamos a por más:

«...El profesor aprovecha el silencio para explicar la facilidad de los romances para...» O sea, que no todas las clases son como las que destacaba el artículo al principio, ¡pues lo podían haber dicho antes!.

«por lo general, la indisciplina viene de la desmotivación. ...» «...para estas generaciones, que han nacido con la democracia, ya no valen las normas anteriores, no quieren que su maestro sea del siglo XIX, sino del XXI,...».

Bueno, parece que se va entrando en razón (a buenas horas), ya hay algo más que adolescentes pervertidos y con especial interés en sabotear todo lo que está a su alrededor. Al menos se ven otras causas y se pueden prever soluciones.

«...la actual generación de alumnos es más revoltosa y más difícil de llevar, pero también son más preguntones, más activos, más desinhibidos».. ¡Hasta se le encuentran cualidades a la juventud!. Lo que me iba a perder si no lo llego a leer.

«Antes, los profesores entraban con el respeto puesto. Ahora nos lo tenemos que ganar día a día y curso a curso con los alumnos». Y se pone en duda el autoritarismo, bien, va bien, aunque no sé cuanta gente habrá leído hasta aquí.

Volvemos a las andadas más adelante:

«Los alumnos revientaclases son el terror del docente bienintencionado... el 80% ...aseguraba que la causa de la indisciplina en las aulas había que buscarla en alumnos especialmente conflictivos». ¡Bonita forma de hablar de las causas de un problema!, sobre todo “profundo, muy profundo”, lo mejor es crear “culpables irrecuperables” con quien desfogarse ¿y de lo que decía en párrafos anteriores?.

«Basta visitar un instituto público para que este problema asome enseguida» ¡Buf! Esta frase parece el resumen de todo lo que se quiere decir. Estoy a punto de rendirme y dejarlo.

Ya no queda mucho artículo, así que acabaré:

«si no se dan medios a la enseñanza pública, si no se le auxilia, este principio democratizador (la extensión hasta 16 de la LOGSE) se pervertirá»; «Hay institutos en Madrid con un porcentaje de inmigrantes elevado y centros concertados situados al lado donde no va ningún inmigrante...y el privado-concertado, donde se refugian los hijos de la clase media para mantener el nivel».

¡Andá! O sea, que no es casual, ¿no hay medios para la pública mientras a la privada-concertada se le deja estar seleccionando a quien quiere y no quiere?. Esto no aparecía en los titulares. En esto no se profundiza: ¿quién lo provoca? o ¿aparece por generación espontánea? ¿va a seguir así?. No parece que esta situación sea tan “democrática”. Me acuerdo, entonces, de una conversación sobre los dineros a la concertada y la exclusión de alumnado y pienso contestándome: ya, sí, seguro que hay centros concertados que acogen alumnado con situaciones problemáticas, pero, de esas excepciones se está “beneficiando" el resto.

Ya voy acabando:

«La manera de ser de las nuevas generaciones, más inquietas y espontáneas, obliga a concebir la clase no sólo como un mero trasvase de conocimientos,...» O sea que la solución tiene que ver con hacer un sistema que se adapte al alumnado que existe, pues a ello ¿no?

Al final ¿que decido? Algo está claro, la educación pública para mi hija no me lo va quitar nadie. Tengo la seguridad de que allí conocerá a más gente, aprenderá y madurará como en ningún lado.

Ahora sé con quien acabé cabreado: con el artículo. Después de tratar tantos temas ¿por qué eligió los titulares y las fotos más denigrantes para la Escuela Pública? ¿tenía alguna intención?. Con lo bonito que hubiera sido un artículo que informara realmente sobre el problema de la indisciplina (en pública y privada, que también hay, aunque se calle) y sus consecuencias (incluidas las que sufre el profesorado) en vez de dar la apariencia de ser unas “crónicas marcianas en papel”. A mí, por lo menos, me hubiera venido muy bien esa información.


A propósito de... (Breve quincenal)
Concejo Educativo de CyL
+ breves quincenales


Comentarios

  • > Lo que dan a entender los medios de comunicación
    5 de febrero de 2006, Publicado por Arturo

    Espero ser breve en mis comentarios que basicamente se reducen a dos:

    Considerar el Pais un periodico "progre" me parece un error de concepto, no olvidemos que muchos de los padres que llevan a sus hijos a la concertada, acuden a llevar a sus criaturas a las ocho de la mañana con el Pais bajo el brazo y un periodico se debe a sus lectores. Con los cual muchos de los lectores de dicho periodico, clases medias acomodadas en general, se refuerzan en su magnifica elección, un colegio privado para la educación de sus hijos. Ellos son progres y pasan de religión pero ya saben donde su descendencia va a recibir una "buena educación".

    Yo trabajo en un colegio concertado, de esas extrañas excepciones que tienen abiertas las puertas a todos y todas. Trabajo con chicos y chicas de quince años, de los que se dice que mantienen conductas disrruptivas. Unas aulas especiales que creo el gobierno de Navarra donde llegan chavales con bajos niveles educativos y problemas de conducta en las aulas y normalmente también en la calle. Pero nuestro problema, el del equipo de educadores que trabajamos con ellos, no es la autoridad, es levantar sus niveles académicos y que dejen de pensar que son un desecho social. La autoridad, como el sueldo se gana cada día, y a nuevos tiempos nuevas maneras. La autoridad ya no nos viene dada como en otros tiempos y ese es el problema, ahora hay que lograrla y eso es más complicado. El problema también es que el profesorado hemos perdido parte de nuestro componente vocacional y nos hemos convertido en meros funcionarios. Nos gustaría que la autoridad nos viniese con el puesto, pero me temo que eso sería volver a otros tiempos, al antiguo regimen, y yo por lo menos no estoy dispuesto.

    También creo que vivimos de los recuerdos de los tiempos pasados "cualquier tiempo pasado fue mejor". Y yo recuerdo, siendo chaval, que colocabamos pancartas en clase, desmontabamos pupitres, tirabamos tizas por la ventana, haciamos una huelga por semana, pintadas con el mechero por las escaleras, pimienta en la bata del profesor, chinchetas en su silla y menciones a su familia. De hecho en cuatro años de BUP y COU tuvimos siete profesoras de inglés, no eran capaces de aguntar nuestra magnifica forma de ser, y algunas las vimos abandonar la clase llorando gracias a lo que hoy se considera que era portarnos bien. Quizás los tiempos no sean tan diferentes y lo que nos falta es ser de otra forma. Trabajarnos más las clases, creernos lo que hacemos y conseguir que nuestros contenidos sean interesantes para nuestros alumnos y alumnas. Yo sigo creyendo que pese a las leyes podemos hacer una educación diferente y que nuestros alumnos tienen esperanza, tienen futuro, como nosotros lo hemos tenido. Pero para ello hace falta darles la oportunidad y abandonar tanto mensaje sensacionalista, preocupandonos de lo verdaderamente importante, la educación.

    Por cierto, estoy a punto de ser padre y nuestra apuesta está en la pública, en la escuela donde van todos y todas, especialmente los que no pueden pagar la privada.

    • > Lo que dan a entender los medios de comunicación
      6 de febrero de 2006, Publicado por diaku
      No tengo la suerte de trabajar en ningun colegio, pero si se que l@s chic@s no nacen problematic@s, lo que pasa en mi opinión es que cuando un alumn@ presenta problemas ya desde pequeñit@ debería buscarse una solución y no separarl@ del grupo para que no moleste, la comunicación, la buena comunicación, debería de existir entre alumn@ y profesor y por lo tanto mediante el dialogo y la comprensión poder llegar a conocer cuales son las causas para poder actuar en consecuencia. Por otra parte es de entender que presenten bajos niveles academicos ya que pienso que falta muchisima motivación y eso un buen profesor es lo que debería de proporcionar, motivar a sus alumn@s y hacer clases divertidas y no los tostones de clases que se dan. Por último no se como se pueden sorprender de tanta violecia cuando los videojuegos que estan al alcance de tod@s l@s chic@s , lo que más fomentan es la violencia .
      • > Lo que dan a entender los medios de comunicación
        7 de febrero de 2006, Publicado por Una orientadora desorientada

        Yo si que tengo el gusto de trabajar en un colegio público, y creo que después de haber leído estas tres intervenciones, todas tienen algo de razón, pero se nos olvida algo muy importante, y es desde mi punto de vista ( madre de tres alumnos que acuden al centro donde yo trabajo), el papel importantísimo que en la educación tenemos los padres.

        Soy orientadora, por ello muchas veces me veo en la necesidad de hablar con alumnos conflictivos y con sus padres. En mis 15 años de experiencia pocas han sido las veces que me he encontrado con padres verdaderamente preocupados que no hayan podido sacar adelante a sus hijos, normalmente no podemos solucioar nada cuando después de llamar a unos padres por el comportamiento inoportuno de su hijo, estos le sacan la cara y la culpa es de este profe, de no se que otro compañero o del centro directamente que no sabe educar a su hijo, pero ¿como vamos a educar en todas la cosas que se pretende que son competencia de la escuela ?(educación en valores, educación vial, educación contra el cancer, y un largo etc.), además por supuesto de impartir unos conocimientos que tienen que adquir a la fuerza y que no se baje el nivel que sino este centro no vale para nada; y todo esto en muchos casos sin la colaboración de las familias que están muy ocupadas trabajando y no tienen tiempo de acudir a una cita para hablar de sus hijos.

        No quiero ser derrotista, me encanta mi trabajo y en mi caso es vocacional, pero también es verdad que en los últimos tiempos me siento un poco "abandonada de la mano de Dios" y "sóla ante el peligro".Creo que estamos a tiempo de recapacitar sobre que es lo mejor para nuestros hijos pongámonos manos a la obra pero todos en la misma dirección, escuela y padres.

    • > Lo que dan a entender los medios de comunicación
      7 de febrero de 2006
      El Pais es un diario defensor del capitalismo con todo lo que ello implica, lo sorprendente de la realidad actual es la poca indisciplina de los adolescentes, deberiamos esperar mucha mas en un sistema basado en el dominio de una oligarquia financiera sin ningun escrupulo






Mapa del sitio Concejo Educativo de Castilla y León
Movimiento de Renovación Pedagógica
www.concejoeducativo.org
Ir arriba

Este sitio puede funcionar colaborativamente gracias al programa libre SPIP www.spip.net